Advertisement
Chile, Concepción, lunes, 27 de marzo de 2017
Hugo Pérez y cómo conjuga el modo antiguo de vida con las modernas tecnologías PDF Imprimir E-Mail
Historias de Vida
escrito por Pedro Ruiz V   
martes, 17 de diciembre de 2013

Hugo Pérez López, que en la actActive Imageualidad tiene 82 años, exhibe el contrapunto de la vida. En su relato nos habla del Concepción antiguo, del periodismo nostálgico y de cómo ha vivido sus últimos 30 años de jubilado.

 

Con esa misma naturalidad explica cómo se maneja con las nuevas tecnologías, que le permiten ejercitar una de sus grandes pasiones recreativas. Jugar ajedrez virtual con todo el mundo, a distintas horas y sin que el idioma sea barrera.

Además, es presidente de la Asociación de Jubilados de la Prensa e Imprentas de Concepción.

Pérez López es uno de los estudiantes fundadores de la escuela de periodismo de la Universidad de Concepción. Estudió los años 1953 y parte del 54, pero "yo era un joven deseoso de hacer carrera en el ejercicio de la profesión de reportero, por tanto decidí abocarme completamente a mi trabajo y tuve que dejar los estudios".

Comenzó a trabajar como reportero a los 18 años en el diario El Sur de Temuco. Ya el 1° de abril de 1952, arribó a Concepción para trabajar como periodista. De la Empresa Periodística Diario El Sur S.A. jubilaría en 1980, es decir con más treinta años de cotizaciones previsionales, de acuerdo a leyes antiguas.

La decisión de jubilar la tomó considerando que dos años antes, en 1978 había quedado viudo, y con dos hijas pequeñas.

Entrevistado por www.tribunadelbiobio.cl expresó su preocupación porque el flujo de la prosperidad de nuestro país está muy lejos de llegar a los adultos mayores, que superan el 15% de la población. A modo de ejemplo dijo que "mientras en las empresas se habla de cien mil o $120 mil de aguinaldo para Fiestas Patrias los adultos mayores, los pensionados digo yo, recibieron $15.400 pesos ¿Esa es forma de ayudarnos? Pienso que no".

También para Pérez los reajustes anuales de las pensiones son "realmente ridículos, hay algunos que se precian de que reciben una buena pensión, pero hay otros que realmente observan que su pensión crece en cifras ridículamente importantes o ¿hay un contrasentido en lo que estoy diciendo? Absolutamente no, los casos son lamentables y mayoritarios en Chile. Son pocos los que escapan a esa realidad, a ese flagelo".

Es de ahí que el ex director del diario Crónica (actual Estrella) advirtió que ningún gobierno ha valorado en su justa dimensión la importancia que tienen por su experiencia las mujeres y hombres de la tercera, cuarta o quinta edad y el número que representan.

"Lamentablemente no existe o no ha existido un líder o un grupo que honestamente se haga cargo de los alrededor de tres millones de ciudadanos que estamos en la edad mayor. Creo que si existiese o se plantease un movimiento de envergadura, bien llevado, con rigidez y lejos del marco político, sería un grupo extraActive Imageordinariamente respetable y respetado, especialmente por el mundo político", sostuvo el periodista.

Nuestro entrevistado aseguró que ha faltado esa voluntad para conducir "esa cruzada, que creo que bien llevada sería también muy bien aceptada por quienes ya hemos superado parte importante de nuestras vidas".

“En la mañana me lleno de música”

Ahora en lo personal ¿cómo vive su juventud acumulada?


Alguien me pregunta habitualmente ¿y por qué andas siempre alegre? Me dicen en la calle, sobre todo en la mañana que la gente va a su pega o en fin a sus compromisos todo amurrada. En lo posible, siempre ando con un chiste a flor de labios, por una razón muy simple, en la mañana no me lleno de noticias, en la mañana me lleno de música. Siempre he proclamado que amo la música y si me preguntan ¿ópera, jazz, tango, bolero? Tengo preferencias, pero yo amo la música.

¿Y cuáles son las preferencias?

El jazz, me crié escuchando jazz. Realmente me aprecio de tener una buena discoteca, cintoteca como quieran llamarlo, está compuesta por música de jazz y música antigua. De tal manera que cuando alguien me dice ¿si vives solo debes aburrirte? Si yo tengo música a mi alrededor, difícilmente me voy a aburrir y de hecho no me aburro. A eso le agrego una biblioteca moderada, pero a pleno gusto mío, donde destacan fundamentalmente libros sobre historia, vinculados curiosamente a la primera y Segunda Guerra Mundial.

¿Por qué la Segunda Guerra?

Yo me eduqué en colegio alemán, con profesores alemanes que vinieron a enseñar acá. Es el hecho que viví jornadas muy especiales y precisamente durante el desarrollo la Segunda Guerra Mundial. Al promediar la Segunda Guerra Mundial, retornaron a su patria y cuyo destino fue la muerte. Preguntamos muchos años después, como ex alumnos, qué habrá sido de los profesores tanto y tanto y la Cruz Roja Internacional en Ginebra nos dijo que había muerto en tal o cual frente.

¿Tiene en el lugar más importante de su departamento un cuadro de pintura, ¿cuál es la importancia para usted?


Ese cuadro fue pintado por una de mis dos hijas. Ella vive en Los Ángeles. Fue el primero que pintó y me lo regaló. Ella se llama Paola. Ahora tiene unos preciosos, me da lata cambiarlo. Le pediría otro y tal vez lo haga.

¿Cuáles son sus otros pasatiempos?

La lectura, música y escribir, escribo tantas cosas, participo en la edición de las ediciones que corresponden a los Campos Deportivos Llacolén, colaboro en programas radiales de música antigua, que es otra de mis pasiones. La gente me pregunta ¿te gusta el jazz moderno? Prefiero el antiguo, prefiero el jazz de Louis Armstrong, Benny Goodman y otros, tal vez porque me crié con esa música y me encanta esa música.

¿Y en el verano qué hace para evitar el aburrimiento?


En el verano cuando me invitan al campo, a la casa de mis hijas, de mis nietas, de mis bisnietas, porque suponen y con insistencia que yo me aburro y lo que menos logra la vida en mi contra es fabricarme o construirme un aburrimiento, yo busco en la música, en los libros, en los recuerdos. Soy un hombre que busca mucho el pasado.

¿Qué es lo más importante para usted?
 
La familia, y a esta altura de la vida la disfruto plenamente. Soy padre de dos hijas, abuelo de tres nietos y dos nietas, y bisabuelo de tres bisnietas. Los disfruto completamente, porque el periodista curiosamente, por sus razones de trabajo no tiene horario, de tal manera que yo no pude disfrutar plenamente de mis hijas. Llegaba a horarios en que ellas estaban durmiendo y ellas se iban al colegio en el momento en que yo estaba durmiendo, de tal manera que nunca pude disfrutar como lo disfruto ahora. Sábado y domingo almuerzo con ellas y sus amigas en Chiguayante, Los Ángeles y Santiago. Y puedo distribuir parte de lo que gano para ellas, aunque no lo necesitan, pero me complace regalarles algo que en alguna conversación o en algún diálogo manifestaron interés, lo compro voy se lo regalo y me basta una sonrisa, un abrazo y un beso como recompensa. Se disfruta mucho a la familia afortunadamente.

¿Y el trabajo?


Sigue, pero ya más suave, sin el ritmo aquel del reporteo. Reporteo que se hacía pero plenamente, o sea en forma directa.

¿Qué nos puede contar el periodista Hugo Pérez López del reporteo "nostálgico?

Uno va quemando etapas en su vida. Esa fue una etapa que yo no la olvido, al contrario y que habla del Concepción que teníamos antes, era de más sonrisas, de más cafés de más restoranes, ahora se bifurcaron las entretenciones, de tal manera de que ya no existe ese conglomerado que nos juntábamos: de saludo fácil y amigable, donde se era habitual preguntar "qué hubo viejito, cómo estás".


¿Qué rescata con más fuerza de esa época?

Fue una época de gran movimiento, con los hermanos Duvauchelle y Tennyson Ferrada, Andrés Rojas Murphy y Delfina Guzmán, que tenían aquí con Pedro Mortheiru Salgado, De la Barra, grandes directores de la época de don David Stitchkin, ex rector de la Universidad de Concepción.

¿Cómo definiría a ese antiguo Concepción?

Esta ciudad era realmente un polo de gran atracción, de gran vida y de otra vida, otro sistema. Ahora uno puede pasar una cuadra sin saludar a nadie porque no conoce a nadie. Ciudadanos que vienen transitoriamente a vivir aquí y que en cuanto pueden se van. Hay un flujo extraordinario de gente que uno no conoce, que vienen contratados por grandes empresas, por periodos determinados. El penquista como que se ha perdido un poco.

¿Lo sigue añorando?

Claro que sí. Antes era otro mundo, realmente era otro mundo, agradable. Donde uno se podía encontrar en un bar, escuchar a Daniel Belmar, en el restorán Castillo, con actores del teatro universitario, a quienes íbamos a esperar nosotros a las 10.30, 11.00, (de la noche) para que se desmaquillaran y saliéramos juntos. Ahí conocí a los hermanos Duvauchelle. Fuimos íntimos amigos, nos juntábamos en el Teatro Concepción, el antiguo, nos veníamos al centro caminando, nos veníamos a un café a intercambiar ideas y tantas cosas.
"Los académicos gustaban mucho de salir en las noches con la gente y cuando se podía salir en la noche sin problemas. Ahora salir en la noche es un peligro vivo. A las 10 de la noche caminar por Barros Arana es un riesgo permanente, claro que sí. Otros tiempos".

A estas alturas explorando los recuerdos, ¿alguna anécdota que compartir?


Siempre recuerdo una anécdota. Un día de invierno que llovía, no solamente llovía eran tempestades, y recuerdo haberle dicho a mi jefe de informaciones César Pavez Cruzat, que tenía dudas respecto a una fecha que estaba escribiendo, y aplicando el viejo axioma nuestro, ante la duda abstente, iba a eludir la fecha, entonces me dijo: No, esa fecha es importante, la necesito y usted sabe dónde puede encontrarla: en la Biblioteca Municipal.
"Miré por los grandes ventanales del diario El Sur cómo llovía, con viento, pero tuve que ir hasta la biblioteca a buscar el dato. Me mojé hasta la prenda más íntima y volví con el dato y lo escribí mascullando un poco de odio, pero obligación al mismo tiempo porque el dato estaba ahí y la crónica fue mucho más perfecta. Ahora han cambiado los tiempos".

Se consigue el dato por internet…

Ahora claro que sí, ahora no es problema… Nosotros teníamos que recorrer oficina por oficina.
Uno llegaba al diario y tenía que entregar un verdadero examen verbal de lo que tenía y él iba destacando. Tenía un espectro pero ideal de lo que quería destacar y toda la cuestión. Recorríamos todo, todas las oficinas que correspondían a mi área, tenía que visitarlas todos los días y todos los días, al final ya éramos amigos de los jefes. Era otro mundo.
"Pero no por eso puedo decir que todo pasado fue mejor, todo pasado tuvo muchas mejores cosas, es cierto, pero obviamente todavía alcanzo a nutrirme de cosas modernas como es la computación".

A propósito de internet ¿cuál es la recreación actual cibernética que lo mantiene en contacto con todo el mundo?

Jugar ajedrez por internet, otra de mis pasiones, jugar el torneo internacional de Fly or Die, es decir vuela o muere, que me permite actuar con amigos de FinlanActive Imagedia, de Canadá, de Buenos Aires, intercambiar ideas, entonces me dicen "te repetimos hermano, cuando vengás a Buenos Aires avísanos y te quedás con nosotros a jugar aquí una semana, en casa mía, la de éste o el otro". No los conozco, pero intercambiamos y jugamos. Sí a veces pierdo a veces gano, pero aprendo a conocer el mundo.

¿Hasta qué hora está jugando ahí en su oficina privada, donde tiene su contacto con el mundo virtual?

Ahora se puede jugar sin problemas, además hay un sistema algebraico. Antes era P4R, peón 4 rey, pero sucede que en polaco no se dice peón y tampoco se dice rey. Afortunadamente se ideó un sistema universal y prácticamente en todos los libros de ajedrez que tengo, que son muchos, están con el antiguo sistema, con eso me crié yo. Ahora no, ahora un ciudadano en Suecia puede mover una pieza sin ningún problema, por ejemplo ahora en el caso de peón 4 rey ahora es a,b,c,d,e,f, E4, sin ningún problema.

¿Don Hugo, con cuáles ciudadanos del mundo no ha jugado, todavía?

Con chinos no he jugado nunca. Los de Europa juegan hasta las 10 o 12 de la noche, ahora debe haber sobre 2000 ciudadanos esperando para jugar, con sus debidos puntajes y el puntaje te permite desafiar a un ciudadano de un nivel similar. Pero ya me dijeron cómo habían llegado a esas cifras para mí similares. Con 2 computadoras, le juegan a la máquina. Cómo pueden llega a 500 puntos, y uno anda rondando los 200, 250 puntos como máximo y ya me siento rey.

¿Por qué le gusta el ajedrez?

Porque el ajedrez es un juego perfecto diría yo, primero porque la mente humana no lo ha logrado dominar y no lo conseguirá. El día que se produzca, el ciudadano que tenga mejor memoria va a ganar siempre, pero afortunadamente el ajedrez a partir de la jugada número 12 es improvisación y la improvisación es talento personal, visión de tablero.


Por Pedro Ruiz V

Nota del proyecto "Cómo viven su juventud acumulada los adultos mayores, qué dice y qué hacen en el Gran Concepción", financiado por el Fondo de Medios de Comunicación 2013, del Ministerio Secretaría General de Gobierno.

5133 veces leída

 17 de diciembre de 2013.-

 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Tomé cuenta con periódico para difundir y promover su patrimonio
lunes, 27 de marzo de 2017


Por primera vez escuelas y liceo de Alto BíoBío tendrán programas de prevención de alcohol y drogas
lunes, 27 de marzo de 2017


Jurista español Baltasar Garzón: “Frente a la impunidad, no cabe la indiferencia”
domingo, 26 de marzo de 2017


Federación de Agua Potable Rural entregó propuestas para abastecer sectores afectados por incendios
domingo, 26 de marzo de 2017


Archivo de Cultura Tradicional y Cetsur imparten taller sobre Organización de Archivos Patrimoniales
domingo, 26 de marzo de 2017


Viñateros de Quillón se unieron para aumentar el precio de la uva
sábado, 25 de marzo de 2017


Universidad de Concepción firma convenio internacional para desarrollo de astronomía sub-milimétrica
sábado, 25 de marzo de 2017


Científicas penquistas crean inédito excipiente de stevia para industria farmacéutica
viernes, 24 de marzo de 2017


Telemedicina beneficia a más de 7 mil pacientes diabéticos en Región del Biobío
viernes, 24 de marzo de 2017


Más de $ 151 millones tendrá Biobío para financiar proyectos de medios de comunicación este año
viernes, 24 de marzo de 2017


Centro Artístico Cultural anuncia gran espectáculo en homenaje a Violeta Parra
viernes, 24 de marzo de 2017


Académicos y representantes de sectores productivos cuestionan creación de región de Ñuble
jueves, 23 de marzo de 2017


Fiscalizan funcionamiento de poderes compradores de uva en Bío Bío
jueves, 23 de marzo de 2017


Fortalecen inversión de programa Te Quiero Caleta aumentando número de caletas sustentables este año
jueves, 23 de marzo de 2017


Abren convocatoria a Premios Literarios 2017 con nuevos galardones
jueves, 23 de marzo de 2017




Indicadores Económicos

TendenciasTelemedicina beneficia a más de 7 mil pacientes diabéticos en Región del Biobío

Programa sobre detección temprana de retinopatía diabética, pesquisó enfermedad en 1033 pacientes del sistema de salud pública. “Habitantes de los sectores...

Tribuna Legislativa Senado aprueba proyecto que crea Región Ñuble y pasa a la Cámara de Diputados

La mayoría de los legisladores destacaron que se optimiza el nivel de desarrollo generado e impulsado por la propia región, "con ciudadanos que podrán ser actores de su...

Usuarios en linea