Advertisement
Chile, Concepción, miércoles, 22 de octubre de 2014
Leyendas políticas PDF Imprimir E-Mail
Libertad de Expresión
escrito por Adela Cortina   
sábado, 12 de noviembre de 2011

A la hora de votar, las emociones resultan ser mucho más decisivas que el cálculo racional de lo que interesa. La inmensa mayoría de los votantes se orienta por sus emociones. Cosa que, por otra parte, es bastante racional, porque es un despilfarro de energía invertir tiempo en leer programas que nadie piensa cumplir.

¿Qué hacer entonces para ganar las elecciones? En principio, buscar expertos en ciencias que nos digan cómo funcionan las entrañas de los ciudadanos y, a continuación, escribir cuentos que permitan conectar los sentimientos de los votantes con los intereses de mi partido.

Porque el negocio de la política se ha convertido en cosa de partidos, empeñados en optimizar sus recursos para ganar elecciones a cualquier precio. Para lograrlo, no hay que recurrir a lo que conviene a las personas, a su capacidad de calcular qué es lo más útil, sino a saber contarles buenos cuentos, que empiecen con “érase una vez”, continúen con los grandes desafíos a los que tuvo que enfrentarse el partido (gigantes, dragones, encontrar el vellocino de oro) y acaben trazando un horizonte lo más prometedor posible. Tal vez no tanto como “y seremos felices y comeremos perdices”, porque el futuro prometido debe ser un poco creíble por lo menos, pero sí algo ilusionante.

Claro que, como decía García Márquez al principio de su biografía, “la vida no es la que uno vivió, sino la que recuerda y cómo la recuerda para contarla” y, si construimos el relato de nuestra vida a la hora de contarla, ¿cómo no se va a construir la leyenda de un partido que quiere ganar las elecciones, buscando un comienzo, una trama y un futuro que emocionen a una parte del electorado lo más amplia posible? También se construye una historia sobre el partido contrario que intenta ser, una leyenda negra, con un origen tenebroso, unas actuaciones deplorables y un futuro aterrador. Y resulta que lo que acaba estando en juego no son los intereses de los ciudadanos, sino las leyendas blancas y las negras de unos y de otros, leyendas en vez de programas, como si no hubiera problemas que no admiten cuentos.

¿Para qué sirven las historias en estos casos? Para que cada quien se identifique con uno de los equipos que compiten, vista su camiseta y sienta que “esos son los míos”. La necesidad más básica de las personas consiste en integrarse en un grupo, a la intemperie hace demasiado frío. Pero la vida democrática debería ser un juego libre, en que las gentes apoyan a unos u otros según lo reclame la situación, sin adhesiones inquebrantables. Los partidos no deberían ser equipos, con su hinchada incondicional, que no apoya a su equipo porque sea el mejor, sino porque es el suyo. Los partidos políticos deberían ganarse adhesiones coyunturales con sus actuaciones.

Pero si es verdad que la mente humana es un procesador de historias, más que un procesador lógico, si es contando historias como formulamos nuestras expectativas, yo también quiero contar una tal vez fecunda para estos tiempos. La de un país que salió de 40 años de dictadura e inició una Transición hacia la democracia, admirada por propios y sobre todo extraños, hasta el punto de que muchos se apuntan a imitarla. Contábamos para ello con una sociedad civil alérgica a los enfrentamientos, harta de sentirse identificada con el Duelo a garrotazos de Goya, harta del dicho de Machado, “una de las dos Españas ha de helarte el corazón”. Esa es una mala historia, ese es un mal cuento.

Claro que la Transición no fue perfecta, nada lo es en las cosas humanas. Pero todos los partidos políticos y las fuerzas sociales supieron, llegado el tiempo de la responsabilidad, detectar los problemas básicos y pactar lo necesario con tal de hacerles frente. Sembrar la discordia hubiera sido criminal, y por fortuna así lo supieron todos con la razón y con el corazón.

Tal vez no sea esta una historia muy emotiva, pero no está de más pensar que cinco millones de parados, sanidad y educación escandalosamente a la baja, gentes que no pueden pagar sus hipotecas, abandono de las personas dependientes, reducciones drásticas en ayuda al desarrollo, recortes en becas y ayudas a la investigación son razón más que suficiente para aunar fuerzas más que para crispar los ánimos por arrancar votos.

Dicen también quienes saben de esto que las historias, para ser efectivas, deben tener al menos algo de verdad. Y si los problemas son tan dolorosamente reales, creo que esta historia es en muy buena medida verdadera.
 
Adela Cortina
Catedrática de Ética de la Universidad de Valencia y Directora de la Fundación ÉTNOR

380 veces leída

 

 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Autoridades regionales revisan avances para concretar compra de Fundo Queuco en Alto Bío Bío
miércoles, 22 de octubre de 2014


Concepción suma nuevo punto limpio para recolección de pilas
miércoles, 22 de octubre de 2014


Alcalde, loncos y dirigentes analizan Área de Desarrollo Indígena de Alto Bío Bío
martes, 21 de octubre de 2014


Encuentran antigua pieza de artillería en obras de Eje Cívico de Talcahuano
martes, 21 de octubre de 2014


Rechazan demanda de Huachipato que pedía desafuero de 3 dirigentes sindicales para despedirlos
lunes, 20 de octubre de 2014


Memorial a los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos: espacio de verdad y conciencia
domingo, 19 de octubre de 2014


Acuerdan instalar mesa de trabajo para buscar solución definitiva a vecinos afectados por ENAP
sábado, 18 de octubre de 2014


Tercer Tribunal Ambiental admite a trámite reclamación por parque eólico Negrete
viernes, 17 de octubre de 2014


Municipalidad de Concepción constituye Consejo Asesor de líderes sociales
viernes, 17 de octubre de 2014


Tribunal Ambiental responde oficio a la Corte Suprema en causa Bocamina II
viernes, 17 de octubre de 2014


Este sábado se conocerá sentencia en demanda por desafuero de 3 dirigentes de Huachipato
jueves, 16 de octubre de 2014


Fundación Sol rechaza AFP estatal y pide un sistema de reparto para las pensiones
jueves, 16 de octubre de 2014


Fundación Gabriel & Mary Mustakis invita a participar en el concurso MitoToy
miércoles, 15 de octubre de 2014


A comienzos de noviembre se iniciará construcción de la costanera de Laraquete
miércoles, 15 de octubre de 2014


Seremi Bío Bío lanzó Consulta Ciudadana de Accesibilidad Universal
miércoles, 15 de octubre de 2014




Indicadores Económicos

Tendencias Consumo anual de huevo en Chile alcanzaría récord en 2014 llegando a las 200 unidades por persona

Esta cifra lo ubica entre los de mayor ingesta en América Latina, superando incluso a países desarrollados como Suiza, Holanda y Reino Unido. 

Tribuna LegislativaProponen pensión por trabajos pesados para pescadores artesanales

Mediante un proyecto de resolución presentado por el diputado independiente Vlado Mirosevic, la Cámara solicitó al Ejecutivo una solución para los pescadores artesanales,...

Usuarios en linea